¿Qué es el Palmeral?


 

Jaime Brotons

El Palmeral: un paisaje de regadío tipo oasis

El sol baña con intensidad las riberas del Mediterráneo. La lluvia, sin embargo, constituye un bien escaso, dificultando enormemente la práctica de la agricultura. Como respuesta, las comunidades campesinas aprendieron a capturar el agua corriente y del subsuelo, y a conducirla a sus sedientos campos. Surgió así una rica y variada cultura del regadío, adaptada en cada caso a las condiciones medioambientales locales.

 

El exceso de insolación y la escasez de lluvia se extreman conforme se avanza hacia el sur. La amenaza del desierto es patente en torno a las costas meridionales del Mare Nostrum. Un árbol autóctono, la palmera datilera, fue empleado para mejorar el aprovechamiento de la poca agua disponible para el riego. Las palmeras se plantaron flanqueando las acequias y delimitando los campos de cultivo. El microclima resultante permitió el desarrollo de cultivos asociados, y la exhuberante biomasa vegetal generada facilitó el sostenimiento del ganado, y suministró abundante materia prima para el desarrollo del artesanado. Es la técnica del oasis, exponente más refinado de la cultura del regadío.

Su aplicación permitió el desarrollo de prácticas agropecuarias intensivas en Elche, una zona cuasi desértica que recibe menos de 300 mm de lluvia anual.

 

Situación Geográfica

Elche es la tercera ciudad de la Comunidad Atónoma Valenciana (España). Cuenta con 191.812 habitantes, 166.923 de los cuales viven en la ciudad, y 24.889 en el área rural, de acuerdo con el Plan General de Ordenación Urbana de 1997. Las coordenadas geográficas de su distrito municipal, donde se encuentra enclavado el Palmeral, se encuentran entre los 0º 47' a 0º 30' longitud oeste, y 38º 21' latitud norte.

Arriba a la derecha: fotografía de Jaime Brotons
Abajo a la Derrecha: Atlas de Joan Martines, 1970
Abajo a la izquierda: Regni Valentinae Typus

 

   

Extensión del Palmeral 

 

De acuerdo con el Plan General de Ordenación Urbana de 1997, el Palmeral de Elche posee una superficie global de 507'4 ha (5.074.193 m2). Dicha área comprende dos categorías distintas de palmeral, ambas propuestas para su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO bajo el título común "El Palmeral de Elche", a saber:

 
 

Jaime Brotons





Palmeral disperso: 358'5 ha (3.585.118 m2)

Plantaciones de palmeras dispersas presentes a lo largo y ancho del tradicional paisaje regado de Elche, que todavía conservan las funciones agronómicas que dieron origen al Palmeral mil años atrás, cuando Elche fue erigida como ciudad musulmana.

 

 

Jaime Brotons


Palmeral urbano: 148'9 ha (1.489.075 m2)

Una masa compacta de plantaciones de palmeras que rodea completamente lo que fue la ciudad islámica de Elche, la Vila Murada medieval. Sus límites se encuentran claramente definidos por calles y carreteras. Actualmente embebido en la ciudad, el Palmeral Urbano es percibido como un enorme y pintoresco jardín urbano. Numerosas plantaciones de palmeras han perdido aquí sus funciones agronómicas originales. Sin embargo, como claro ejemplo de desarrollo sostenible, las palmeras han sido preservadas pese al cambio en los usos de la tierra. Además, el Ayuntamiento impulsa en la actualidad la restauración de numerosas parcelas regadas en sus funciones agrarias originales.

El Plan General de Ordenación Urbana de 1997 registra en detalle los límites de todas las plantaciones de palmeras existentes en territorio de Elche.

 

* Nota acerca de la inexistencia de zonas tampón 

Las Guías Operativas para al Implementación de la Convención del Patrimonio Mundial establecen que, alrededor de un bien, debe establecerse una zona tampón adecuada "cuando sea necesario". 

Como principio general, el Plan General de Ordenación Urbana de 1997 no permite considerar las plantaciones de palmeras existentes como suelo urbanizable, y establece toda una serie de controles administrativos como garantía.

Por tanto, es importante reconocer que los términos del Plan General de Ordenación Urbana implica que la preservación del Palmeral no requiere el establecimiento de zonas tampón